Como aclimatar los huevos

A continuación se describe un proceso de aclimatación ideal, recomendable para ser usado en el momento inmediatamente después de la llegada del lote a sus instalaciones. El repetir lo más aproximadamente estos pasos, les ayudará a obtener un buen rendimiento entre las fases de incubación y la alimentación.

El proceso completo se puede dividir en los siguientes pasos:

- Observación exterior e interior: una vez que el transportista deja las cajas en su planta debe asegurarse de que se corresponden en número a lo que se indica en el albarán y, comprobar que no están dañadas exteriormente.

Se procede con el traslado de las cajas preferentemente a un lugar fresco y protegido de fuerte iluminación, a poder ser, el lugar donde se realice la aclimatación e incubación hasta la eclosión, debe ser el mismo.

Al abrir las cajas, retirar la bandeja de hielo, sacar una por una todas las demás bandejas y colocarlas en una superficie de forma que queden todas a la vista. Observar que el aspecto de la hueva es el correcto.

- Obtención de datos: es conveniente fijarse en los puntos que enumeramos a continuación:
  • % de hielo derretido: observar que queda todavía hielo sin derretir, lo que habrá garantizado el grado de humedad y la temperatura durante el transporte.

  • Temperatura de la hueva: medir la temperatura colocando un termómetro adaptado entre la hueva. Hacer varias medidas en diferentes bandejas teniendo en cuenta que la temperatura puede variar dependiendo de la proximidad con el hielo y si es necesario agrupar las bandejas por temperaturas para la aclimatación.

  • Temperatura del agua de incubación: medir esta temperatura con el mismo termómetro.

  • Cálculo de diferencia de temperaturas: la Tª del agua menos la Tª de la hueva (o viceversa si el agua de su instalación estuviese más fría que la hueva.)
  • - Aclimatación: todo proceso de enfriamiento y calentamiento de un organismo vivo hace a éste vulnerable a cambios de los que no conocemos todos sus efectos, a no ser que se evidencie con la muerte o malformaciones visibles a largo plazo. Por lo tanto, partiendo de la base de que un cambio térmico supone un peligro para la vida de los embriones, tanto más peligroso cuanto más rápido sea, vamos a igualar lentamente la temperatura de la hueva con la del agua de incubación. Tenemos como valor de seguridad 1 grado centígrado cada 20 minutos.

    A continuación se describe una posible forma de acondicionamiento, basándose en un ejemplo que tiene como datos: diferencia de temperaturas = 5ºC (agua a 10ºC – hueva a 5ºC), tiempo recomendado para la igualación = 5 x 20 = 100 minutos.
    Procedimiento:
  • En una regadera de jardinería, o utensilio similar que sirva para dosificar el agua con un chorro fino y cree un efecto de goteo, preparar agua de su instalación a una temperatura aconsejada de +1ºC sobre la Tª de la hueva, en este caso 6ºC. (si es suficiente se puede usar el hielo sobrante que viene en las cajas).

  • Aplicar un chorro a todas las bandejas por igual y esperar 10 minutos aproximadamente.

  • Repetir la operación de preparar el agua, esta vez a 7ºC, distribuirla sobre las bandejas y esperar nuevamente 10 minutos.

  • Comprobar con el termómetro que la hueva de las diferentes bandejas se está aclimatando de acuerdo a lo deseado.

  • Repetir estas operaciones tantas veces como sea necesario hasta igualar la temperatura de hueva y agua.

  • Inicio La Empresa El Producto Contacto Nota Legal