Toda la producción de huevos está controlada por un programa que garantiza la trazabilidad desde el reproductor hasta la instalación de destino. Debido a ello se puede determinar en todo momento el lote o los lotes que componen una expedición, su origen, la fecha de puesta y de fecundación, incidencias y condiciones durante la incubación, selección, clasificación, embalaje y transporte hasta destino.

Todas las familias de donde proceden nuestras hembras reproductoras están organizadas y controladas de manera que podamos realizar una selección genética guiada con las mayores garantías. Esto se realizar en granjas expresamente utilizadas para ello, separado de la producción.

Los huevos o alevines obtenidos de nuestras granjas de selección genética son transportados a las granjas de producción manteniendo toda su información de origen. En las instalaciones de producción, las hembras son separadas en diferentes grupos de puesta para que produzcan huevos durante todo el año, cada uno de estos grupos está identificado, en tanques diferentes.

Los huevos que ponen cada grupo de puesta están identificados y son incubados en diferentes tanques, con lo que conseguimos preservar la trazabilidad de las madres en los huevos. Tras la venta, la información de las condiciones de la incubación, su procedencia, se podrán determinar siguiendo todos los datos que guardamos informáticamente en la empresa.